ANALIZA DIFERENTES TEMAS GENERALMENTE POLÉMICOS DE NUESTRA FE CRISTIANA
PARA MOSTRAR SI TIENEN o NO SUSTENTO BÍBLICO.

"La pregunta principal que nos planteamos hoy es ¿cómo hablar de Dios en nuestro tiempo? ¿Cómo comunicar el Evangelio, para abrir caminos a su verdad salvífica en los corazones de nuestros contemporáneos, a menudo cerrados, y en sus mentes, a veces distraídas por tantos destellos de la sociedad?"... ..."La primera respuesta es que nosotros podemos hablar de Dios porque Dios ha hablado con nosotros", Benedicto XVI.
<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>

AAA ¿Que significa la frase "Hay que nacer de nuevo del agua y del Espíritu"?

Es necesario para iniciar ésta explicación primero entender lo que decimos en ésta imagen:



Y ya entendido lo que significan algunos términos como Bautismo en agua y Bautismo en Espíritu podemos adentrarnos en lo que significa nacer de nuevo del agua y del Espíritu.

Si Jesús dijo que hay que nacer de nuevo del agua y del Espíritu ¿no fue lo que El mismo vivió durante su Bautismo? Jesús fue bautizado por Juan en el Jordán (nació del agua) ¿y cual fue el efecto de ese bautismo? Que se abrieron los cielos y el Padre le envió su Espíritu Santo para que se le manifestara visiblemente y se posara en su interior, para en adelante guiarlo dándole los mandamientos que en su vida diaria debía seguir (eso es nacer del Espíritu) para cumplir su misión".

Eso mismo fue lo que vivieron los apóstoles, quienes se bautizaron también con Juan (aunque no las de todos aparecen narradas) ¿y cual fue la consecuencia de ese bautismo en agua? Pues que Jesús y el Padre le enviaron a los Doce el Espíritu Santo que se les manifestó y que evidentemente actuó y habló a través de ellos para mostrarnos que Dios hablaría y actuaría en adelante a través de esa única Iglesia fundada en Pedro y los demás apóstoles, como lo comenzaron a hacer ellos enseguida de ese evento.

Y te agrego algo que ustedes desconocen, que además del bautismo en agua (necesario para que el Espíritu nos llegue algún día) hubo un catalizador o propiciador para que esa semilla de fe que habían recibido en su bautismo creciera y fue la predicación que el mismo Jesús durante tres años les hiciera por medio de los actos que estableció (ritos) e hizo (milagros) y las palabras que dijo.

Por ello había dicho Juan que él bautizaba en agua pero que venía uno detrás de él que bautizaba en Espíritu. Y Jesús nunca bautizó a nadie con agua sino que lo hizo con su predicación de actos y palabras, lo que demuestra que esa es la forma de bautizar en Espíritu. Por ello dijo Pablo que "Dios habia querido salvarnos por la estulticia (pendejada o bobada o necedad) de la predicación". Así mismo lo dijo Pablo a los efesios: "Maridos, amen a su esposa, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella, para santificarla. El la purificó CON EL BAUTISMO DEL AGUA y LA PALABRA, porque quiso para sí una Iglesia resplandeciente, sin mancha ni arruga y sin ningún defecto, sino santa e inmaculada"(Ef 5, 25-27).

Ello prueba que la Fe cristiana se recibe por medio del bautismo que el rito y la predicación de la palabra efectúa en nosotros cuando escuchamos y creemos a esa misma predicación apostólica, la de su Iglesia única, pues si ya los apóstoles, la totalidad de su Iglesia Universal o Católica de ese entonces tenían el mismo Espíritu que guió a Jesús guiándolos manifiestamente a ellos también, eso quiere decir que es el mismo Jesús ya resucitado el que actuaba a través de ellos. Y por ello fue que Jesús los envió a "id por todo el mundo y anunciad la buena nueva a todas las gentes. El que crea y sea bautizado (en Espíritu), se salvará, el que no crea se condenará" (Mc 16, 15-16). 
Solo quien cree a la predicación apostólica que hoy nos da la Iglesia puede ser bautizado en Espíritu y recibir la conversión o salvación, que nos es dada por la manifestación visible del Espíritu Santo que recibimos en algún momento de nuestro caminar en la Iglesia, cuando estemos listos para recibirla.

"Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28, 20). Eso de que El estaría siempre con su Iglesia se comenzó a cumplir en Pentecostés. ¿Y que hicieron los apóstoles? Lo mismo que hizo Jesús con ellos: predicar, predicar, predicar con sus mismos actos y palabras (quien no sirve a Jesús salvando a los demás puede perder la salvación, por lo que después de la conversión -nunca antes- las obras son necesarias para la salvación).

Y por ello es que quienes seguían a Jesús a través de los apóstoles (en esa época no existía el Nuevo Testamento) tuvieron también en algún momento las manifestaciones visibles del Espíritu Santo que la misma Biblia narra en Hechos 10 y 11 (lo que demuestra que solo quien es discípulo en esa Iglesia puede recibirlo pues solo es transmitido por quien ya lo tiene a quien es su discípulo, lo que demuestra que por fuera de esa única Iglesia no se transmite pues nadie lo ha recibido), por lo que es verdad lo que Jesús les dijo a los apóstoles, a su Iglesia: "quien a ustedes recibe a mi me recibe, quien a ustedes escucha a mi me escucha" (Lc 10, 16).

Ello quiere decir que la Iglesia que Jesús fundó hace 2000 años es necesaria para en ella ser bautizados en agua y en Espíritu y llegar al encuentro personal con El (por ello dijo Jesús de los Doce: "Padre te ruego no solo por estos sino POR LOS QUE POR SU PALABRA CREERÁN EN MI, para que sean uno como tu y yo somos uno" (Jn 17, 20), para que nosotros podamos por esa palabra que escuchamos en su Iglesia "convertirnos" en otro Cristo para los demás (por ello dijo Jesús que "Yo (la persona de Jesús, no la Biblia) soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn 14, 6), Camino que nosotros debemos recorrer espiritualmente para ser como El, para seguir ese camino en nuestro interior.

Comentario (modificado) publicado por el autor en el periódico virtual "Noticia cristiana" como respuesta a una pregunta de otro forista.