ANALIZA DIFERENTES TEMAS GENERALMENTE POLÉMICOS DE NUESTRA FE CRISTIANA
PARA MOSTRAR SI TIENEN o NO SUSTENTO BÍBLICO.

"La pregunta principal que nos planteamos hoy es ¿cómo hablar de Dios en nuestro tiempo? ¿Cómo comunicar el Evangelio, para abrir caminos a su verdad salvífica en los corazones de nuestros contemporáneos, a menudo cerrados, y en sus mentes, a veces distraídas por tantos destellos de la sociedad?"... ..."La primera respuesta es que nosotros podemos hablar de Dios porque Dios ha hablado con nosotros. La primera condición del hablar de Dios es, por lo tanto, la escucha de lo que ha dicho el mismo Dios."
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

AAA Escudriñad las Escrituras ya que vosotros creéis tener en ellas vida eterna

Es comúnmente usado entre miembros de grupos protestantes el argumento de que el mismo Señor ha ordenado a sus discípulos "escudriñar las Escrituras" para salvarse, para tener la vida eterna. Miremos si eso es cierto o no.

Lo primero que debemos decir es que en algunas biblias evangélicas se ha cambiado el texto original para darle otro sentido o significado a las palabras de Jesús.

Por ejemplo, en la Biblia de las Américas (1997) de Lockman aparece el siguiente texto:

1- "Examináis las Escrituras porque vosotros pensáis que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida."

Este texto, aunque varía en una palabra, es semejante al original y concuerda con lo que dice la versión de 2007 de la Biblia de los Hispanos del mismo autor:

2- "Ustedes examinan las Escrituras porque piensan tener en ellas la vida eterna. ¡Y son ellas las que dan testimonio de Mí! Pero ustedes no quieren venir a Mí para que tengan esa vida."

En la Biblia de Jerusalén aparece:

3- «Vosotros investigáis las escrituras: creéis tener en ellas vida eterna; pero ellas son en realidad las que dan testimonio de mí; pero vosotros no queréis venir a mí para tener vida."

Pero en la Reina Valera ya las palabras iniciales y la puntuación cambian para alterar radicalmente su sentido. En la versión de 2010 se puede leer:

4- "Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí. Y no queréis venir a mí para que tengáis vida."

Analicemos esos cambios:

a) Nótese que la frase inicial "ustedes examinan las Escrituras" de la versión 2, o la frase "Vosotros investigáis las Escrituras" de la versión 3, que son semejantes a la de la 1 aunque con una pequeña variación en el pronombre, es cambiada por "Escudriñad las Escrituras" en la versión 4 de la Reina Valera.
De esa forma se cambia de la narración de un hecho del que Jesús es testigo y está comentándolo a sus oyentes al decirles "Ustedes (vosotros) examinan las Escrituras", a mostrar como si Jesús estuviera dando una orden tajante de escudriñar las Escrituras que no aparece en los textos anteriores: "Escudriñad las Escrituras".

b) Adicionalmente, en las versiones 1, 2 y 3 se puede leer de corrido la frase "Ustedes examinan las Escrituras porque piensan tener en ellas la vida eterna", para claramente decir que la razón de que ellos escudriñen las Escrituras es porque creen que en ellas está o encuentran la vida eterna.
Así leída, la frase denota mas un sentido de crítica al hecho de escudriñarlas porque creen algo errado, que una orden de hacerlo o la ratificación o aprobación del hecho de escudriñar.

Pero en la versión 4 es cambiada ya a punto y coma (;), quitándole continuidad a la frase, buscando con ello separar definitivamente la frase inicial ya transformada en una orden, de la razón de porqué escudriñan las Escrituras que va unida, desconociendo la preposición "porque" que si aparece en la frase, para hacer ver como si la segunda fuera totalmente independiente de la primera.

De hecho, estos cambios están en desacuerdo con los manuscritos originales pues de un mismo manuscrito no pueden salir dos versiones completamente diferentes.


Ahora analicemos en detalle lo que significan esos cambios en la frase completa.


Al decirles Jesús que están escudriñando las Escrituras porque "creen" encontrar en ellas algo, la vida eterna, es porque su sentido es negativo, de crítica o de reproche a su actitud o comportamiento, ya que les está diciendo que "creen" encontrar en ellas algo que sugiere que no se encuentra allí.

Es como si yo siendo el jefe de unos obreros les dijera a mis empleados que están ociosos, a manera de crítica por su comportamiento:

"están allí parados porque creen que están haciendo algo útil sin trabajar".

Estaría criticando lo que están haciendo, el estar ociosos, porque creen que eso está bien, que es algo útil estar ociosos. En ningún momento puedo uno de ellos interpretar al escuchar esta frase que el jefe le está dando la orden a su empleado de seguir ocioso, todo lo contrario, le está conminando a salir de una actitud equivocada, que es la de estar ocioso en el trabajo, de la misma manera que Jesús está criticando en su frase inicial a quienes buscan la vida eterna en las Escrituras por creer que allí la encuentran.

Es como si les hubiera dicho: "creeis que escudriñando las Escrituras van a encontrar la vida eterna, pero no es así".

Y enseguida Jesús les confirma en el siguiente párrafo ese mismo sentido de crítica de la frase inicial, al dejarles claro cual es el verdadero papel de las Escrituras: "ELLAS SON LAS QUE DAN TESTIMONIO DE MI", queriendo decirles que las Escrituras dan testimonio ESCRITO de LA PERSONA de Jesús, que es donde encuentran esa vida eterna.

Y por eso les dice "Y VOSOTROS NO QUERÉIS VENIR A MI PARA TENER VIDA", con lo que les completa la idea diciéndoles que no busquen la vida eterna en las Escrituras porque es en El, EN LA PERSONA DE JESÚS, que está la vida eterna que ellos buscan erradamente en las Escrituras.
Este último párrafo del versículo 40 nunca lo citan los protestantes, porque cambia totalmente el sentido que ellos le dan a ese pasaje.



Repitiendo y resumiendo, Jesús les dice en la frase completa el porqué critica esa actitud de los judíos de escudriñar las Escrituras para buscar en ellas la vida eterna, porque las Escrituras no la contienen porque solo dan testimonio escrito de El, lo muestran, PERO NO LO REEMPLAZAN COMO PORTADOR EXCLUSIVO DE LA VIDA ETERNA.

En otras palabras, Jesús le confirma a los que no lo están siguiendo como lo siguen sus discípulos los apóstoles, como Iglesia o Comunidad, que dejar de seguirle a El en persona por buscar la vida eterna en las Escrituras por creer que allí la encuentran, como hacen TODOS los judíos de su tiempo (excepto los que le han seguido), es un error grave.

O SEA QUE EL SENTIDO VERDADERO DE ESA FRASE ES EL DE CRITICAR JESÚS EL HECHO DE QUE SE ESCUDRIÑEN LAS SOLAS ESCRITURAS CON EL PROPÓSITO DE BUSCAR EN ELLAS LA VIDA ETERNA, PORQUE SE DEBE BUSCAR ESA VIDA ETERNA ES EN LA PERSONA DE JESÚS y NO EN EL LIBRO.

Y otra cosa que lo confirma es que en el párrafo o versículo anterior (18) el mismo Jesús está hablando de que no lo aceptan a El, al enviado del Padre, cuando dice:

"Y EL PADRE, QUE ME HA ENVIADO, ES EL QUE HA DADO TESTIMONIO DE MI. VOSOTROS NO HABÉIS OÍDO NUNCA SU VOZ, NI HABÉIS VISTO NUNCA SU ROSTRO, NI HABITA SU PALABRA EN VOSOTROS, PORQUE NO CREÉIS AL QUE EL HA ENVIADO" (a la persona de Jesús), lo que concuerda con lo que agrega en el versículo 39, al decirles que escudriñan las Escrituras por creer que en ellas está LA VIDA ETERNA, pero no la buscan en su persona que es el enviado y la Palabra viva del Padre.

Nótese que Jesús les dice, a quienes siendo judíos se han pasado la vida entera solo leyendo las Escrituras, que "su palabra no habita en vosotros", lo que significa que no tenemos su palabra en nuestro interior solo por leer las Escrituras, lo que ratifica lo que Jesús les dirá posteriormente, que es un error buscar en ellas la vida eterna, pues El es quien transmite la palabra del Padre, que es el sentido de lo que Jesús dice al pedir que le busquemos a El en persona, que es donde se encuentra la vida eterna.

Es decir, EL PASAJE EN CUESTIÓN DICE CLARAMENTE TODO LO CONTRARIO A LO QUE NUESTROS HERMANOS SEPARADOS DICEN e INTERPRETAN DE EL, que Jesús en ese pasaje habría ordenado escudriñar las Escrituras para obtener de ellas la vida eterna. De esa forma alteran la verdad de lo que dijo Cristo solo para justificar ante sus fieles su doctrina de la Sola Scriptura, la que en realidad no tiene asiento bíblico alguno.

Y es así sencillamente porque el Nuevo Testamento NO EXISTÍA EN LA ÉPOCA EN QUE JESÚS DIJO ESAS PALABRAS, por lo que con el término "Escrituras" se refería principalmente a "la ley y los profetas", es decir los primeros 5 libros del Antiguo Testamento (la Torá) y los libros de los profetas y los Salmos, que comprendían toda la Escritura conocida en ese entonces.
Por ello, aunque fuese cierto que Jesús ordena en ese pasaje escudriñar las Escrituras, su orden solo comprendería el Antiguo Testamento, lo que sería incomprensible e ilógico, si de solo leer las Escrituras para salvarse se tratara como dicen los evangélicos, que dejara de lado el Nuevo Testamento, que es el que contiene el testimonio principal de la Nueva Alianza, todo el centro de su mensaje, lo que demuestra que no pediría buscar en el solo Antiguo Testamento la vida eterna porque entonces no hubiera sido necesario que El viniera a salvarnos si lo podemos seguir haciendo con el solo Antiguo Testamento, que sería el significado real si aceptamos lo que interpretan los protestantes.

Jesús dijo "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida". La persona de Jesús es el Camino la Verdad y la Vida, no dijo "las Escrituras son el camino, la verdad y la vida", corroborando que la Vida eterna está solo en El, en su persona, no en la Biblia.


Y aclaro que las Escrituras si se deben estudiar para conocer mas de la vida de Jesús pero no por fuera del ambiente eclesial en que fueron escritas e interpretadas ni solo para buscar en ellas la vida eterna fuera de la Iglesia, pues la vida eterna solo se puede encontrar en una persona que es Jesús, y no en la Biblia. LA FE y LA SALVACIÓN SE TRANSMITEN DE PERSONA A PERSONA, NO DE LIBRO A PERSONA.

Y ELLO SIGUE VIGENTE DESPUÉS DE SU ASCENCIÓN, PUES POR ELLO LE DIJO JESÚS A SUS APÓSTOLES, A SU ÚNICA y UNIVERSAL IGLESIA:

"EL QUE A USTEDES ESCUCHA A MI ME ESCUCHA, EL QUE A USTEDES RECIBE A MI ME RECIBE, EL QUE A USTEDES RECHAZA A MI ME RECHAZA y RECHAZA AL PADRE QUE ME ENVIÓ", Lc 10, 13-16, es decir los miembros de su única y universal Iglesia, los que recibieron la manifestación visible de su Espíritu Santo en Pentecostés y posteriormente (Hch 10, 54 y 19, 6), los que conformaron la única Iglesia que Jesús fundara hace 2000 años, en la que se ha transmitido ininterrumpidamente hasta hoy ese mismo Espíritu que la guía para llevarla "a la verdad completa". Jesús hoy está presente solo en su Iglesia donde dijo que estaría "todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28, 20), para que nos ayude, como les ayudó a los apóstoles, a crecer en la Fe hasta llegar a recibir como ellos el Espíritu Santo, para que su Palabra viva en nosotros.

Y SE HA TRANSMITIDO ESA MANIFESTACIÓN VISIBLE DE SU ESPÍRITU A QUIENES EN LA IGLESIA HAN CREÍDO A SU PREDICACIÓN (Mc 16, 15-16) y COMEN SU CUERPO y SU SANGRE (Jn 6, 54) HASTA RECIBIR A SU VEZ ESA MISMA MANIFESTACIÓN DEL ESPÍRITU (HcH 2, 1).

ES POR ESA MANIFESTACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO, LA MISMA QUE JESÚS HABÍA RECIBIDO EN SU BAUTISMO y QUE TRANSMITIÓ A SUS APOSTOLES y SE HA TRANSMITIDO HASTA HOY, QUE JESÚS ESTÁ EN SU IGLESIA VIVO y RESUCITADO Y EN DONDE LO PODEMOS SEGUIR EN PERSONA COMO LO HICIERON LOS APÓSTOLES PARA TRANSMITIRNOS A TRAVÉS DE SU IGLESIA LA VIDA ETERNA QUE TODOS DEBEMOS BUSCAR.

Ver http://lasverdadesreveladasenlabiblia.blogspot.com/2010/05/la-iglesia-unica-y-universal-fundada.html.


Y ello concuerda también con que Jesús dijo a sus apóstoles que "no puedo deciros mas cosas porque no podréis con ellas. Cuando venga el Espíritu de la Verdad, el os guiará a la verdad completa" (Jn 16, 12-15) lo que significa, nada mas y nada menos, que en la Escritura no se encuentra toda la verdad pues Jesús no la dijo completa, lo que muestra que después de Pentecostés lo que predicaron y escribieron los apóstoles y sus discípulos (su única Iglesia en unidad), es parte de esa verdad de lo que dijo Jesús, haya o no quedado escrito en la Biblia (la Palabra de Dios no es palabra de Dios porque haya quedado escrito sino por que lo dijeron los apóstoles guiados por el mismo Espíritu que guió a Jesús, como El lo dijo).

Y ello concuerda con lo que dice Jn 21, 25: "Jesús hizo también muchas otras cosas. Si se las relatara detalladamente, pienso que no bastaría todo el mundo para contener los libros que se escribirían", lo que muestra que hay cosas de la verdad que no fueron escritas pero que si son parte de ella, lo que es transmitido por el Espíritu a su única Iglesia después de su manifestación visible.

POR ELLO ES QUE PARA RECIBIR y LLEGAR A LA VERDAD, DEBEMOS SEGUIR A JESÚS EN SU ÚNICA IGLESIA y NO POR LAS ESCRITURAS FUERA DE ELLA.

Por ello las Escrituras son útiles como instrumento de evangelización solo en las manos de quienes tienen la palabra viva de Dios en su interior (como lo muestra la misma Biblia) porque han recibido la manifestación visible de su Espíritu Santo que los apóstoles recibieron en Pentecostés, la que les transmitieron a sus discípulos, los que siguieron a Jesús a través de ellos.

Este solo ejemplo demuestra (hay muchísimos más) que una palabra interpretada sin haber recibido antes la manifestación del Espíritu que la ha inspirado, y sin consultar a quienes lo han recibido y tienen la autoridad para interpretarla sin error que es el Magisterio de la Iglesia; y sacada de su contexto original, tanto circunstancial o eclesial (personajes que intervienen, quien dice las cosas y a quienes se las dice, etc.) y gramatical (cambiar una palabra que es la constatación de un hecho ("escudriñan las Escrituras") y pasarlo a ser un imperativo que no es usado allí ("escudriñad"); como histórico y religioso (el desconocer que las Escrituras del Nuevo Testamento no existían en ese entonces, ni todos los libros bíblicos eran considerados como uno solo como hoy lo hacemos), sirve para cometer errores como el llegar incluso a la conclusión o idea contraria a lo que el escritor bíblico quiso manifestar originalmente al narrar o escribir ese pasaje, y a la intención del mismo Hijo de Dios al decir esas palabras.