ANALIZA DIFERENTES TEMAS GENERALMENTE POLÉMICOS DE NUESTRA FE CRISTIANA
PARA MOSTRAR SI TIENEN o NO SUSTENTO BÍBLICO.

"La pregunta principal que nos planteamos hoy es ¿cómo hablar de Dios en nuestro tiempo? ¿Cómo comunicar el Evangelio, para abrir caminos a su verdad salvífica en los corazones de nuestros contemporáneos, a menudo cerrados, y en sus mentes, a veces distraídas por tantos destellos de la sociedad?"... ..."La primera respuesta es que nosotros podemos hablar de Dios porque Dios ha hablado con nosotros", Benedicto XVI.
<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>

AAA El Rosario Católico ¿es bíblico? ¿Es lo mismo "orar" que "rezar"?




Como lo vemos en el gráfico, el Rosario se compone en gran parte de la combinación de varias oraciones principales. 


1. El Padre Nuestro, el que nadie puede decir que no sea bíblico y que todos los discípulos de Jesús, incluida María, no hayan orado (Mt 6, 9).

2. El Gloria que es una alabanza a la Trinidad, la que es mostrada claramente en la Biblia (Mt 28, 16; 3, 13-17). 

3. El "Ave María" cuya mitad consiste en repetir las palabras dichas por el Angel a María, lo que es claramente bíblico. 

3.1. En el inicio de la otra mitad de esta oración decimos: "Santa María, madre de Dios". Llamar "santa" a María es reconocer la condición de todos los discípulos de Jesús, de los miembros de su misma Iglesia, como fueron llamados muchas veces por los Apóstoles: 

"a todos los amados de Dios que estáis en Roma, santos por vocación, a vosotros gracia y paz, de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo" (Rom 1, 7, ver 8, 27 y muchas mas). 

Ser santo es estar lleno de la gracia de Dios y María estuvo llena de esa gracia desde siempre pues el Ángel la llamó "kejaritomene", que significa "desde siempre y para siempre llena de la gracia de Dios". Ello demuestra que fue preparada de antemano con una gracia especial por la que siempre fue santa. El hecho de que la gracia le fuera dada de antemano no quiere decir que no proviniera de Jesús, que no fuera El su Salvador, porque El vive desde siempre en el Padre y por eso se encarnó en el vientre de María, porque era Jesús pre-existente por ser Dios. Ni quiere decir tampoco que ella no necesitara de la salvación pues seguía siendo una criatura. Por ello siguió a Cristo hasta la misma Cruz. Ella fue la primera discípula de Cristo, aún con anticipación a su venida y durante toda la vida terrenal de su Hijo.   

3.2. Y llamar "madre de Dios" a María es reconocer su maternidad sobre su Hijo Jesucristo, el Salvador, quien es Dios, lo que la misma Isabel su prima reconoce (Lc 1, 43, y ningún cristiano sensato puede dejar de reconocer que María es madre de Jesús, el que a su vez es Dios). Ello no significa nunca que María es madre de Dios Padre. Siempre María es madre solamente de su Hijo Jesucristo.


3.3. A continuación decimos en la oración a María: "ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte amén". Decir esto en nada está mal porque en Ap 5, 8 se ve a los santos (los cuatro vivientes y los 24 ancianos que ya están en el Cielo) llevar a Jesús las oraciones propias y las de los santos de la Tierra. Eso quiere decir que ellos las hicieron y las recibieron de los santos de la Tierra, y para recibirlas han debido antes escucharlas. Y Ap 12, 1 muestra por la visión de Juan que María está en el Cielo, y si está en el Cielo puede interceder orando ante su Hijo por nosotros. Mucho mas si por ser la madre del Rey que es Jesús ella es por derecho propio la Reina como era la costumbre judía y por eso aparece coronada con una corona de doce estrellas. Es por ello que Jesús nunca deja de concederle lo que ella pide.


Y como vimos antes los miembros de la Iglesia son llamados "santos" por los Apóstoles, y Pablo les pide a ellos "Rogad por nosotros" (Heb 13,18), y que oren unos por otros porque la oración del justo tiene mucho poder: "Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder" (Sant 5, 16), lo que demuestra que entre mas santa es una persona mas se justifica solicitarle el orar por nosotros.

Como vemos, todas las oraciones deben ser dirigidas a Dios pero podemos pedirle a alguien que ore por nosotros como lo pidió Pablo, que es lo que hacemos al rezar esa oración a María.  

Me dirán algunos que esos no son santos del Cielo sino de la Tierra y que no aplica ese ejemplo pero en verdad no es así porque al morirnos no dejamos de ser santos, no dejamos de vivir en Cristo, lo que dijo el mismo Pablo: 

"ni la muerte ni la vida..., ...nos podrán separar del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús", Rom 8, 39. 

Por el contrario nuestra santidad en la Tierra llega a su plenitud en el Cielo ya que nuestra unión con Cristo es mas perfecta, por lo que esa oración de los justos es más útil aún como lo dijo Pablo pues en el Cielo están mas cerca de Cristo, están junto a El y por ello su intercesión y oración por nosotros es mas útil. 
Y esa oración será muy oportuna en la hora de nuestra muerte para que nos ayude el Señor a ir al Cielo como todos los santos lo hicieron.

Y hay casos en la Biblia en que muchas personas vivas piden a Jesús o a los Apóstoles por personas también  vivas  o muertas para que les concedan algún favor especial como una curación (Mt 8, 5-13; Hch 5, 15-16).  

¿Porqué esas personas pidieron eso a otras personas como Pedro, Pablo y los demás Apóstoles y discípulos? Simplemente porque sabían que tenían un contacto especial con Dios, porque podían interceder ante Dios por ellos o por las personas por las que pedían porque esas personas de fe tenían un contacto personal con Dios. Solo así tendría sentido el pedir a otros que oren o hagan algo por nuestros seres queridos. Y ese es el único sentido que debemos tener en cuenta para pedirlo a los santos, no si está o no mostrado o dicho expresa y literalmente en la Biblia.

Todo ello significa que pedir a los santos de la Tierra que oren por nosotros como lo pidió Pablo es figura de pedirlo a los santos del Cielo porque también desde la Tierra se puede estar en contacto con Dios, por lo que en realidad todo lo mostrado en la Biblia es figura de realidades celestiales.

Algunos dicen también que en la oración "Salve" del Rosario se dice a María "vida, dulzura y esperanza nuestra" y "abogada" y eso según ellos no es adecuado porque solo Jesús es nuestra vida y nuestra esperanza y es el único que intercede por nosotros.
En realidad no tiene nada de malo hacerlo porque María en la Biblia nos muestra con cada acto de su vida  como llegar a Cristo para salvarnos. Si escuchamos la Palabra de Dios como María lo hizo con el Angel y la aceptamos y permitimos que Dios haga su voluntad en nosotros de esa forma se engendra Jesús en nuestro interior y podremos de esa manera configurarnos con Cristo y poder llevar la Palabra de Dios en nuestro interior y entregarla también al mundo como ella lo hizo al visitar a Isabel.  Ello muestra que María y todos los santos son ejemplos de fe a imitar como lo dijo Pablo en Hb 13, 7. Y al imitar su fe llegamos a Jesús y nos salvamos. Entonces en ese sentido ellos si son nuestra vida porque siendo como ellos nos llevan a la vida en Cristo que nos da de esa amnera la misma vida que María y los demás santos tuvieron para salvarse, la de Jesús. De esa forma María y todos los santos son "abogados" nuestros porque interceden ante Jesús para que nosotros seamos llevados a El y seamos salvados.

¿Nadie en la Biblia rezó ni vivió un Rosario?
Por otra parte, muchos dicen que el Rosario no es bíblico porque nadie en el Nuevo Testamento oró un Rosario. Yo no creo que eso sea así porque las palabras del Angel a María las escuchó en verdad María y "las meditó en su corazón", que es lo que hacemos en el Rosario.


Y María dijo llena del Espíritu Santo que "todas las generaciones me felicitarán (saludarán, reconocerán, se alegrarán de su dicha), me llamárán bienaventurada (bendita) porque el Poderoso ha hecho grandes obras en mi". ¿Y que mejor forma de hacerlo que con las palabras que Ella escuchó del Ángel, por las que el Señor hizo grandes obras en Ella, pues con esas palabras se materializó la Encarnación de su Hijo en su vientre, que es a lo que se refería cuando dijo que todos la felicitaríamos y la llamaríamos bienaventurada?.


Y Ella fue testigo presencial de todos los episodios de la vida de su Hijo, los que pedimos a Dios al meditarlos en el Rosario que los podamos contemplar como Ella lo hizo, meditándolos en nuestro corazón y haciéndonos partícipes de la Pasión de su Hijo, para de la misma forma disfrutar de su resurrección como su Hijo lo hizo.

Como vemos, el Rosario hace parte de la mas íntima vida espiritual de María, por lo que al orarlo no solo la imitamos en cierta forma en su seguimiento de su Hijo, sino que nos llenamos de su fortaleza y amor por El, ayudándonos a seguirlo con nuestro corazón, mente y vida, que es como debemos hacerlo.



También dicen muchos hermanos que Jesús ordenó no repetir oraciones y en el Rosario se hace. Veamos si eso es cierto.



En Mt 6, 7-8 dice: "Cuando oren, NO USEN VANA PALABRERÍA, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan."


Como vemos, lo que pide Jesús en este texto es no usar VANA PALABRERÍA, HABLAR SIN SENTIDO, no hablar mucho por el solo prurito de hablar al orar, y menos hacerlo en público como hacían los judíos en las plazas y los templos que alargaban sus oraciones con vana palabrería para ser vistos de los demás y ser tenidos por piadosos, que es lo que critica Jesús en el contexto de los versículos anteriores.


Lo que oramos en el Rosario jamás puede ser considerado por un cristiano verdadero como "vana palabrería" sino palabras pronunciadas o por ángeles de Dios, o por el mismo Hijo de Dios, o por su Madre María llena del Espíritu Santo, y escritas y relatadas por los Evangelistas de Dios. Nada que proviene de Dios puede ser considerado "vana palabrería" pues Dios no dice jamás palabras vanas. 


Pero los hermanos evangélicos en la Reina Valera han cambiado el texto original que dice "VANA PALABRERÍA" (lo que ellos si hacen en sus oraciones sin orden ni estructura alguna) por el término "REPETICIONES", aduciendo que Jesús prohibió repetir oraciones. Hacen eso simplemente porque no están interesados en conocer ni enseñar la verdad bíblica, sino en atacar la fe de los católicos con el ánimo de engañar a los que no conocen bien nuestra fe.


Tanto se puede orar con oraciones pre-establecidas de antemano, que el Padre Nuestro fue una oración compuesta por Jesús, la que aparece en la Biblia, la que nos pidió a todos REPETIR. "Cuando ORÉIS, hacedlo así: "Padre Nuestro que estás en los Cielos...". Si eso no es repetir una oración ya compuesta, y orar con ella, no sabría entonces decir que es.
Lo que demuestra también que es falso decir que por repetir una oración ya compuesta de antemano no se está "orando" sino "rezando", otro invento evangélico sin base bíblica alguna como hemos podido ver.


Y en Ap 4, 8 se muestra a los Santos en el Cielo hablando, repitiendo sin cesar para alabar y honrar a Dios:


"Los cuatro Vivientes tienen cada uno seis alas, están llenos de ojos todo alrededor y por dentro, y repiten sin descanso día y noche: «Santo, Santo, Santo, Señor, Dios Todopoderoso, "Aquel que era, que es y que va a venir".»" Ap 4,8.

Lo mismo hacen lo Serafines

"Unos serafines se mantenían erguidos por encima de él; cada uno tenía seis alas: con un par se cubrían la faz, con otro par se cubrían los pies, y con el otro par aleteaban, Y se gritaban el uno al otro: «Santo, santo, santo, Yahveh Sebaot: llena está toda la tierra de su gloria.».", Is 6,2-3.


Por ello decir que no se debe repetir lo que es para Dios es falso. Lo que no se debe hacer es repetir sin sentido, vanamente, sin vivir el cristianismo en verdad.


Orar con la Escritura

El Rosario se compone solo de textos y oraciones bíblicas como el Ave María y el Padre Nuestro, los que se repiten alternándolos con la recordación de pasajes de la vida de Jesús que llamamos "misterios". Y Jesús muchas veces oró con la Escritura.


Por ejemplo cuando oró al Padre diciendo "Padre mio, porque me has abandonado" estaba orando con el Salmo 21, estaba repitiendo lo que estaba escrito en la Biblia al orar, lo que nunca hubiera hecho si fuera cierto que no se podían hacer "repeticiones".


Lo mismo cuando oró para pedir al Padre que recibiera su espíritu (Lc 23, 34) estaba repitiendo o recordando lo escrito en el Sal 31, 6. Estaba orando con la Escritura.


Cuando oró desde la Cruz al Padre diciéndole "perdónalos que no saben lo que hacen" estaba orando con la Escritura que pide perdonar a los que nos hacen daño, a los enemigos, lo que El mismo había enseñado en el Padre Nuestro y otros pasajes del Evangelio, y que aparece desde el Antiguo Testamento.


Y así podríamos citar muchos otros ejemplos bíblicos de repeticiones de oraciones por parte de Jesús y los Apóstoles.


Entonces decir que no se puede repetir la Escritura al orar, que es lo único que hacemos con el Rosario, es otro invento evangélico sin fundamento bíblico. El Rosario es definitivamente una oración no solo legítima, sino muy benéfica para meditar en el corazón la Escritura, la vida de Jesús.


Como hemos visto, el orar el Rosario no es de ninguna forma idolatría por María ni que a Ella se le ponga en el mismo lugar de su Hijo Jesús, ni que se considere que Ella es Salvadora como su Hijo que es el único Salvador de los Católicos y de todos los hombres, porque el centro del Rosario es la meditación de la vida de Jesús, pero con los ojos y el corazón de María que fue testigo excepcional de ellos. María nos lleva a su Hijo porque Ella no hizo sino seguirlo con su vida entera, con su mente y su corazón de Madre y discípula privilegiada. Como la primera discípula fiel de su Hijo.


Todo lo que oramos en el Rosario son textos bíblicos, incluidos los misterios de la vida de Jesús que se meditan o contemplan en medio de las oraciones.

Por todas las razones expuestas en este artículo, no tiene ningún sentido decir que no es adecuado ni bíblico rezar el Rosario.